Más sobre mi

el

Algo más sobre mí:

NO soy fit; tampoco soy anti fit… me gusta comer sano, ir al gimnasio, ejercitarme. Eso me hace sentir bien. Pero no mido todo lo que como, solo escucho mi cuerpo.

Salgo a comer y disfruto, no mido, no cuento, no compenso… vivo la vida como puedo y la comida ha tenido protagonismo siempre, desde chica que nadie cocina en mi familia (nada de abuelitas amasando pasta u horneando pasteles); mi mamá odia cocinar, mis abuelas también, mi papá era especialista en hacer fideos con crema. Y así, a mis cortos 9 años aprendí a hacer los bizcochuelos de cajita, a batir crema con azúcar y a distinguir el dulce de leche del dulce de leche repostero. A saber hornear un pollo, agregar condimentos, sazonar.

Fui anorexica, fui bulimica, fui ortorexica. Fui vegana, vegetariana, probé medicinas alternativas… gaste miles y miles en cosas que, finalmente, me volvían un poco menos feliz cada vez.

Transite un largo y duro camino y lo único que rescato es el aprendizaje; porque lo que no te mata, te enseña.

ESTUDIÉ cocina a modo de terapia, cuando me estaban dando el alta de mis TCA empecé a disfrutar de cocinar como cuando había empezado, a mis cortos 9 años; probando, equivocándome y anotando en un cuaderno cada acierto. La cocina en ese entonces no sólo me alimentaba, me sanaba y nunca más quise saber de calorías (hoy, no sé cuántas calorías tiene una manzana, y me siento orgullosa de no saberlo, porque cuando me dice una publicidad que es postre “tiene las mismas calorías que una manzana” pienso que a veces uno tiene ganas de una fruta y otras de comerse el postre)… es muy rebuscado? Yo creo que no; la vida misma se trata de aciertos y desaciertos; de momentos azucarados y momentos frutales; de días de ensaladas y días de guisos.

Nunca seguí una receta al pie de la letra … solo dejo fluir mi imaginación, muchas veces inspirada por nombres ya existentes como “pie de limón” “panqueque”.

Mis mayores gastos están ligados a comer y cocinar: moldes; electrodomésticos, restaurantes, cafés de calidad, almuerzos sabrosos. No me gustan los lujos, pero podría gastar cualquier dinero por una experiencia gastronómica memorable…

Amo la vida sana porque me hace sentir más viva que en cualquier otro momento de la vida; pero sin controlarlo todo, porque cuando buscamos control; entramos en una zona poco favorable para el cuerpo y la mente.

Gracias a quienes me siguen, porque en esta cuenta está plasmado gran parte de mi trabajo, ligado a la cocina… que es mi vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s