El balance de las fuerzas: lo fit y lo fat

Llevo varios días con mi familia y logramos pasar unas vacaciones comiendo sano y dándonos gustos a la vez.

Todos los días surge el tema “porque a la gente le cuesta tanto bajar de peso???”

Concluimos, por opinión unánime, que la gente no entiende el balance de las fuerzas! Y claramente usamos la fuerza aprovechando que andamos en plena fiebre Starwars; pero es que la fórmula es realmente simple.

Para bajar de peso:

Las calorías consumidas deben ser inferiores a las gastadas! Es realmente tan dificil de entender?

Pues sí, de lo contrario el mundo estaría flaco; y no sólo no lo está, sino que estamos cada vez más gordos y desde más pequeños!

Los que ya me siguen en otros medios saben que aprendí a cocinar por glotona; siempre digo soy una gorda en cuerpo flaco. Pero esto es a medias, realmente me gusta comer como a (casi) todo el mundo. En mi familia hay flacos y gordos; así que tampoco le podemos atribuir mi flacura a la genética. Tampoco vivo a dieta, ya me las mande todas en materia de trastornos alimentarios y créanme lejos estoy de eso.

Entonces cuales son mis trucos? 

En realidad es más fácil de lo que suena, una vez que se incorpora.

Me muevo! No es que haga Crossfit todos los días, simplemente hago los quehaceres, camino todo lo posible y si, voy al gimnasio pero le fui tomando el gusto con el tiempo. Pero para comenzar, caminar en la mañana activa la producción de endorfinas, levantarse un poco antes y caminar al trabajo es una excelente idea para empezar el día con mejor ánimo, sin lidiar con tránsito ni gente de mal humor. Si no tenes trabajo en relación de dependencia podes ir a comprar fruta, pero no a la verdulería de la vuelta, sino esa que queda a diez cuadras. Te juro que te va a gustar!

Selecciona lo que te llevas a la boca! El concepto de comida trampa está bueno para quienes entrenan y comen sano el 80% de sus comidas; esta comida tiene una finalidad específica y nada recomendada para quienes no entrenan. Si estás buscando bajar de peso, procura darte unos tres gustos en la semana: unas porciones de pizza, unas medialunas al desayuno; un rico postre. Pero unas veces en la semana, no todos los días y tampoco todo el día ni todas esas cosas juntas. Yo no busco bajar de peso, por lo cual me doy un gusto todos los días, pero pequeño, un bollo (factura, medialuna); un chocolate, un helado, una marraqueta con mantequilla; un algo que no sea tan sano. De esa forma el resto del día como bastante sano y voy equilibrando lo que como en base a lo que me muevo y el hambre, el ciclo hormonal, básicamente escucho a mi cuerpo y negocio con él.

Veo mucha gente consumir alimentos súper saludables y no bajan de peso. Hay un concepto erróneo que comer sano es hacer dieta. Si me zampo todos los días las tortas, brownies y budines que hago sin azúcar, a base de avena y productos naturales; de seguro engordaría! Porque si, lo sano también tiene calorías y su consumo 2700kcal diarias (lo cual no es muy difícil) y mi requerimiento promedio es 2300kcal estoy consumiendo 400kcal extras al día; un kilo de grasa se forma por 7000kcal no gastadas. Conclusión: en tan solo 18 días aumentaría un kilo de grasa.

Por lo tanto, si bien lo ideal es tener una orientación con un nutricionista porque al día no sólo necesitamos determinada cantidad de calorías sino que además debemos cubrir una serie de nutrientes para que el organismo funcione bien; la ecuación es tan básica como comer menos o moverse más!!!

Ojo: si voy a clase de fitness (donde se queman unas 450kcal)una hora al día y luego me recompenso con una torta de 600kcal, vas a entrar en el 99% de las personas que empiezan el gimnasio y engordan y si, esto pasa todo el tiempo.

Suprimir alimentos es una pésima opción salvo que lleves una dieta con otros fines como el vegetariano, etcétera. La fiebre por suprimir carbohidratos (hasta las frutas y cereales integrales) se ha impuesto con mucha fuerza en Sudamérica. Si bien la necesidad de carbohidratos disminuye en la noche porque dormimos, no es bueno suprimirlos desde tempranas horas. Aún cuando estamos durmiendo nuestros órganos están funcionando. Alguna vez leí una metáfora que decia algo así como si dormir fuera como tener el auto estacionado.

Y no, el auto una vez apagado deja de funcionar. El cuerpo funciona 24x7x365 por lo que el consumo de carbohidratos es importante siempre. Las personas que los reducen demasiado sufren un ligero aletargamiento, envejecimiento prematuro de las células, mayor acidez en la sangre, piel menos saludable, déficit vitamínico y una lista de efectos secundarios que sigue…

Por lo cual; aprender a medir cantidades. APREHENDER a comer si hace falta, buscar el balance por el bien del cuerpo, la salud y el bienestar general.

Genoveva Tenaillon 

Personal Trainer 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Su dice:

    Me encantó tu forma de explicar las cosas, fácil y al hueso! 👍🏼

    Me gusta

  2. yasmin dice:

    Súper bueno tu post!!! 👏🏻👏🏻👏🏻✨

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s